De México a Navarra por una producción alimentaria más saludable

Indoorganic nació en 2015 en Zacatecas (México) de la mano de varios compañeros de posgrado y antiguos compañeros de facultad. Entre los fundadores, algunos miembros dejaron el equipo y se sumaron nuevos talentos. El equipo profesional está formado ahora mismo por Arturo Reyes Alfaro, Arturo Plascencia Rodríguez, José de Jesús Paz Carrillo, Nicolás Díaz García, Carlos Adrián Delgado y César Castro González.

¿En qué consiste vuestro proyecto?

Nuestro objetivo es unir lo mejor de la naturaleza con la más avanzada tecnología en los sistemas de autoproducción de alimentos. Buscamos que los habitantes de áreas urbanas se vuelquen en la producción de sus propios alimentos, para que todas las familias consuman productos naturales, orgánicos, saludables y producidos por ellos mismos de una forma sencilla y responsable con el medio ambiente.

¿Cómo nació la idea?

La idea partió del problema que representa el sistema de producción de alimentación actual: contaminación, destrucción de bosques, selvas, alimentos contaminados, transgénicos y un enorme desperdicio. Ante este panorama decidimos producir nuestros propios alimentos. Además, al hacerlo nos dimos cuenta de que es más complejo de lo que parece y que se requieren una serie de conocimientos previos, así como tiempo.

Decidimos crear una solución, utilizando tecnología y pensando siempre en la usabilidad de nuestros sistemas de forma que cualquiera pueda producir y consumir productos naturales, orgánicos y saludables sin cambiar su estilo de vida.

 De México a Navarra por una producción alimentaria más saludable

¿Cómo conocisteis Orizont? ¿Por qué decidiste inscribirte?

Conocimos Orizont por recomendación de una Incubadora de negocios de México. Decidimos lanzarnos porque no solo ofrecía financiación, sino también una serie de ventajas como: formación, acompañamiento, networking, difusión y acceso a laboratorios.

No podemos obviar que Navarra nos atrajo por sus oportunidades para emprender, creemos que el ecosistema de emprendimiento navarro está bien desarrollado y es tierra fértil para los negocios de alto impacto. Además, creemos que la Comunidad Foral es un lugar adecuado para partir a conquistar el mercado europeo.

¿Qué esperáis del proceso de aceleración de Orizont?

Realmente creemos que, al terminar la aceleración, tendremos validado el modelo de negocio, conoceremos el mercado y estaremos listos para conseguir el capital necesario en una primera ronda de inversión. Esto es fundamental ya que esperamos que Indoorganic España no se quede solo en Navarra, sino que queremos conquistar el mercado nacional y, sobre todo, el europeo.

¿Cuáles son vuestras primeras impresiones?

Orizont ofrece un programa de aceleración muy completo. Además, tanto el Gobierno como los empresarios navarros valoran el ecosistema de emprendimiento e innovación que promueve. Creemos que es una de las bases del buen desempeño económico de Navarra.

¿Qué te parecen el resto de proyectos?

Todos pueden tener un gran impacto en el sector. Estamos seguros de que todos cuentan con un equipo con mucho talento y experiencia, que logrará en unos años conquistar numerosos mercados alrededor del mundo.

Y, por último, ¿cómo se plantea el futuro una vez concluya el proceso de aceleración?

Esperamos conseguir el suficiente smart money para iniciar nuestra expansión a países de centro Europa y fortalecer nuestra presencia en el mercado español. Para ello, estos seis meses vamos a aprovechar todo lo que Orizont nos ofrece para que nuestro proyecto tenga la madurez suficiente para lograrlo.

¡Mucha suerte Indoorganic!



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies