2018: un año lleno de buenos propósitos para el sector

¡Feliz 2018! Un año termina y otro lleno de buenos propósitos acaba de empezar. Desde Orizont sabemos que la tecnología será un buen salvavidas para el sector agroalimentario en el nuevo año que comienza. Además, esperamos que la aplicación de nuevas metodologías ayude a afrontar retos pendientes como el desperdicio de alimentos, la reducción de residuos y Co2, la creación de cadenas de suministros más eficaces o la mejora de la seguridad alimentaria y la trazabilidad, así como el bienestar animal.

Un gran listado de deseos para un año que nace marcado por las altas temperaturas y la falta de lluvias. Sin embargo, no todo han sido malas noticias para un sector que cuenta con más de 17 millones de hectáreas destinadas a tierras de cultivo y representa un 2,6% del PIB español, según cifras del INE. ¡Tomad nota!

Si hay un dato a destacar en estos últimos meses es el aumento de las exportaciones y es que la calidad de las frutas españolas ha abierto las puertas del sector hortofrutícola en un mercado como el canadiense. De hecho, de enero a septiembre de este año, las exportaciones del sector agroalimentario español a Canadá han aumentado un 38,4 %, hasta alcanzar los 194,4 millones de dólares canadienses -unos 128,8 millones de euros-, de acuerdo con cifras de la Oficina Económica y Comercial de España en Toronto. Pero eso no es todo, España se ha convertido en 2017 en el mayor exportador de vino en volumen, cerrando el año con una facturación de casi 3.000 millones de euros, según datos de la Federación Española de Vino (FEV).

Además, tampoco se puede obviar los pronósticos de que la producción anual de aceite de oliva crecerá a un ritmo del 2,3% al año hasta 2030 en España y Portugal, los países con mayores tasas de crecimiento, según el Informe de perspectivas a medio plazo para los principales mercados de productos agrícolas de la UE hasta 2030 elaborado por la Comisión Europea.

Por último, el sector agro se ha colado con fuerza en las inversiones de capital riesgo, interés que no desaparecerá en 2018.  Fernando García Ferrer, socio responsable de Private Equity de KPMG en España, prevé que el capital riesgo seguirá mostrando “un interés creciente” en el sector agroalimentario. Esto impulsará el crecimiento del sector, hasta ahora más preocupado por los procesos productivos y menos en la gestión de la información del negocio, distribución y comercialización. El sector requiere del desarrollo de nuevas variedades y servicios más acordes con las nuevas tendencias de consumo. Productos saludables, ecológicos o los conocidos como superalimentos, van a hacer que el Private Equity tenga un largo recorrido dentro del sector.

¿Qué más nos deparará 2018?



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies