7 errores financieros comunes entre emprendedores

7 errores financieros comunes entre emprendedores

Emprender no es una tarea fácil ni para la que nacemos enseñados. Cometer errores en nuestros comienzos es de lo más habitual, sobre todo, en el ámbito financieros. Para que no los cometáis, desde Orizont queremos contaros cuáles son los errores más comunes que solemos cometer al poner en marcha nuestro negocio. ¡Tomad nota!

  1. Falta de liquidez inicial. Los comienzos nunca son fáciles y contar con capital inicial puede resultar complicado. Sin embargo, existen ayudas, subvenciones o aceleradoras como la nuestra con la que os ayudamos con una inversión de hasta 110.000€.
  2. Poca planificación. Las prisas no son buenas compañeras y aún menos cuando se trata de emprender. Debemos planificar no solo los gastos iniciales sino los a corto y medio plazo.
  3. Anticiparse a los hechos. El optimismo no puede faltar a la hora de poner en marcha nuestra idea, pero no podemos dejar que nos ciegue. Esto puede provoca que calculemos mal el tiempo, por lo que, tardaremos en ver beneficios. ¡Con los pies en la tierra!
  4. Una única cuenta de ahorros. Otro error común es usar los beneficios del negocio para pagar nuestros propios gastos. Además, si mezclamos nuestros fondos personales y empresariales no podremos saber si la empresa es viable o no. ¿La solución? Mantener cuentas de ahorro separadas y fijarnos un sueldo.
  5. Olvidar los costes fijos. Vemos los primeros beneficios, pero no podemos olvidarnos que a esos ingresos debemos descontarles los impuestos y costes. Un ejemplo claro lo vemos en las facturas, cobramos en ellas los impuestos, por lo que el cobro no es integro para nosotros, sino que nos cobrarán después los impuestos.
  6. No seguir apostando por el negocio. Cuando el negocio comienza a dar beneficios económicos, parte de ellos debemos gastarlos en reinvertir en la propia empresa.
  7. No contar con un plan B. Es fundamental tener un plan de crisis. Puede que no lo utilicemos nunca, pero es mejor tenerlo antes de que lleguen los problemas y no podamos pagar a nuestros proveedores o empleados. Una buena opción es contar con un fondo especial para este tipo de casos.

 Sí, lo sabemos, son muchos errores. Sin embargo, conocerlos nos puede ayudar a evitarlos.

 

¡Feliz jueves!



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies